Qué ver y hacer en Rumanía

La estación de Poiana Brasov, la más famosa de Rumanía.
La estación de Poiana Brasov, la más famosa de Rumanía.

La naturaleza es la primera fuente de inspiración y de acción en Rumanía. Las montañas de los Cárpatos cuentan con varias estaciones de esquí donde practicar todos los deportes de nieve.

Esquí en Rumanía.

La estación de Poiana Brasov es la más conocida en plenos Cárpatos pero hay otras como Borsa o Fantanele en Maramures, Arieseni en Apuseni; Azuga en el Valle de Prahova y Durau en Calimani/Harghita. Las estaciones rumanas no son muy conocidas pero gozan de un entorno natural espectacular y están menos masificadas que las alpinas o pirenaicas.

Actividades de Senderismo y Trekking.

Una vez más la geografía de Rumanía, sus valles, montañas y llanuras permiten todo tipo de circuitos y recorridos, la mayoría por descubrir.

Bicicleta de Montaña.

Los recorridos en BTT buscan la originalidad y la autenticidad, Rumanía cuenta con todo ello, por eso cada vez más rutas de BTT atraviesas o recorren Rumanía.

Relax

En Rumanía, al igual que en Hungría son muy apreciados los balnearios donde además de divertirnos, podamos seguir tratamientos de terapia y bienestar para el cuerpo, el más importante en el país es el de Baile Felix, muy cerca de Oradea, al oeste del país. También hay tratamientos de haloterapia en el interior de las Salinas de Turda, la histórica mina de sal de Transilvania.

Canoe, kayak, descenso de cañones, ríos.

El Danubio es el gran río pero no el único. El alquiler de canoas, los deportes de aventuras el canyoning, son cada vez más populares y ciertas empresas organizan este tipo de viajes y recorridos.

Actividades y tours guiados en Rumanía

Fiestas y Tradiciones en Rumanía

Rumanía es un país festivo y alegre, donde se viven con pasión las celebraciones como la Fiesta de Primavera: Martisor, Carnavales, Semana Santa o las ferias gastronómicas que encontraremos por todo el país.

Historia y monumentos

Con un pasado tan repleto de historias y mitos, las rutas por los monasterios de Moldavia y Bucovina, el circuito de los castillos, o las iglesias de Maramures, forman el complemento perfecto de la región más famosa de Rumanía, Transilvania.

Las Bulz, bolas de polenta asadas a la brasa. ¡Sabrosas!
Las Bulz, bolas de polenta asadas a la brasa. ¡Sabrosas!

Otra actividad típica son los cruceros fluviales que, esta vez si, recorren principalmente el Danubio y las costas del Mar Negro.

Rutas gastronómicas.

La rica gastronomía, el vino y los licores de Rumanía están abriéndose paso y siendo más conocidos. Así este tipo de actividades son cada vez más populares y buscadas por los turistas. Por fin la rica artesanía, la producción de alimentos y bebidas típicas puede ser degustada por los viajeros. Una actividad más para disfrutar plenamente de Rumanía.