Iglesia Stavropoleos

La Biserica de Stavropoleos es uno de los monumentos esenciales del Viejo Bucarest. Como un diamante, su pequeño tamaño supone tal concentración de belleza que es imprescindible visitarla en nuestro viaje por la capital rumana.

Decoración de la iglesia Stavropoleos
Decoración de la iglesia Stavropoleos

Su nombre es el resultado en rumano de la palabra griega “stau­ro­po­lis”, que significa “ciudad de la cruz”, y fue construida en 1724. Ejemplo de la arquitectura ortodoxa rumana, la iglesia de Stavropoleos llegó a tal estado de precariedad a finales del XX que incluso se pensó en demolerla. Afortunadamente, la intervención del insigne arquitecto rumano Ion Mincu, permitió impulsar las tareas de restauración, conservando uno de los lugares más queridos de Bucarest. La aportación creativa de Mincu es el claustro anexo que no rompe la armonía de la iglesia.

Claustro de la iglesia Stavropoleos
Claustro de la iglesia Stavropoleos

En cuanto a la decoración de la iglesia es meritorio el trabajo que sigue el estilo brânco­ve­nesc, que combina elementos de muchas corrientes: renacentistas, barrocas, bizantinas o islámicas, y que es característico en Valaquia durante la dominación otomana.

En la iglesia se celebran bautizos, bodas y otras ceremonias, por lo que si visitamos Stavropoleos durante estos acontecimientos viviremos un momento de religiosidad intenso en un escenario inconmensurable.

Mapa de la Biserica Stavropoleos