Carnavales en Rumanía

A diferencia de otros puntos de Europa, el Carnaval ha sido tradicionalmente menos importante que otras fiestas, como por ejemplo la de Mărțișor, que celebra el 1 de marzo la llegada de la primavera.

Uno de los festivales de disfraces de Carnaval más célebre es el Lole, en el pueblo de Agnita en Transilvania (a una hora en coche de Sibiu), cuyo desfile de máscaras es una tradición germánica  del siglo XVIII que todavía hoy se continúa.

Carnaval de Agnita
Carnaval de Agnita

La leyenda cuenta que la tradición del Carnaval de Agnita y la Fuga del Lole procede de la Edad Media cuando los turcos ocupaban la zona. Una joven de nombre Úrsula (hija de un peletero) se disfrazó y con el escándalo de los cencerros que llevaba adosadas al cuerpo y un látigo en la mano, hizo huir a los turcos.

Los gremios o cofradías de oficios eligen cada inicio de año desde los inicios de la tradición a sus representantes que harán el papel de Lole, o protector portando campanas y látigos que sacuden al aire durante el desfile. Estos personajes van vestidos de negro (con trozos oscuros cosidos sobre topa blanca) y con la cara cubierta por una divertida máscara.

El nombre de lole proviene del verbo alemán “lallen” – tartamudear, refiriéndose a la dificultad de hablar con la máscara.

En esta fiesta de origen sajón, es habitual ver a gente disfrazados de osos, con pieles que antiguamente eran de osos cazados en los bosques transilvanos.