Naturaleza

Los Montes Cárpatos, que recorren cientos de kilómetros de Rumanía, regalándonos parajes de gran belleza. ©Iñigo Pedrueza.
Los Montes Cárpatos, que recorren cientos de kilómetros de Rumanía, regalándonos parajes de gran belleza. ©Iñigo Pedrueza.

Rumanía es un país con paisajes naturales espléndidos, llenos de riqueza y de una gran belleza, visitados todos los años por miles de visitantes, que llegan atraídos por la Costa del Mar Negro, la Cuenca del Danubio o los Cárpatos.

Los Cárpatos

Los Cárpatos se extienden por todo el país, desde la frontera con Ucrania, al norte, hasta el Valle del Danubio, al suroeste -los Cárpatos del Sur se conocen como los Alpes de Transilvania- hasta el oeste. Cada zona conforma un paisaje diferente en razón de la gran variedad de terreno: glaciar, kárstico y volcánico. Los Cárpatos son pues un destino ideal para realizar actividades al aire libre: escalada, montañismo, ciclismo, senderismo… Y, además, allí se encuentran algunas de las estaciones de esquí más populares de Rumanía, como son: Poiana Basov, Predeal, Sinaia, Dornei Vatra, Balea Lake y Paltinis. Destacan también las profundas gargantas y los desfiladeros que ocultan la mayor red de galerías subterráneas de Europa: 11000 grutas, muchas de ellas habitadas por grandes poblaciones de murciélagos.

Las Montañas Bucegi situadas en el centro del país, forman parte de los Alpes de los Cárpatos, en Transilvania y son de gran interés turístico. En esta zona se encuentra el Valle Prahoba, figuras como las Esfinge o Babele, el Pico Omu -la cota más alta- y el Pico Baciului.

Ríos en Rumanía

El 98% de los ríos rumanos nacen en los Cárpatos y son afluentes del principal, que es el Danubio, el segundo río más largo de Europa, cuyas aguas recorren 2900 por el sur de Rumanía, Hungria, Serbia y Bulgaria. Destacan las espectaculares Gargantas de la Puerta de Hierro, entre Serbia y Rumanía. Muchos turistas deciden hacer la ruta de Cruceros por el Danubio, lo que les permite conocer estos países desde otro punto de vista -más información en Cruceros por Rumanía-. El puerto principal del Danubio, tanto para el comercio como para el Turismo, es el de Constanza; y otros puertos fluviales importantes son: Tulcea, Galati, Calarasi, Drobeta y Giurgiu -el más cercano a Bucarest-. Por otra parte, los principales ríos de Rumanía son: Mures, Prut, Olt, Siret, Lalomita, Somes y Arges.

La Garganta del Danubio (Clisura Dunării), con esta monumental esfige, uno de los destinos más atractivos para los turistas.

El Delta del Danubio

Declarado Reserva de la Biosfera por la UNESCO, el Delta del Danubio es un área triangular formada por pantanos, islas flotantes y bancos de arena; un humedal protegido de 4800 kilómetros cuadrados, hábitat de especies raras de plantas y animales. El Delta del Danubio está compuesto por una intrincada red de vías fluviales y lagos repartidos entre tres canales: Chilia, Sulna y Sfântu Gheorghe. Los turistas pueden visitar los sitios históricos, dar una vuelta en un un barco tradicional o en canoa por las múltiples vías de agua, visitar los viñedos que datan del Imperio Romano,  o disfrutar de algunos de los mejores caviares del mundo: el esturión beluga del Mar Negro.

El Mar Negro

El Mar Negro se extiende a lo largo de 241 kilómetros de la costa rumana. El clima cálido, las amplias playas de arena y los centros turísticos, así como el hermoso patrimonio monumental y los restos de la antigua cultura griega, sin olvidar  los viñedos, atraen a turistas de todo el país de mayo a septiembre que eligen la costa del Mar Negro como destino de vacaciones. Por otra parte, esta zona atrae también un turismo atraído por la Talasoterapia, puesto que se considera que las aguas del Mar Negro son benéficas para las enfermedades reumáticas, artríticas y del sistema nervioso. Incluso hay spas especializados en baños de barro y en tratamientos de rejuvenecimiento.

Lagos

Rumanía es un país de lagos: en total hay alrededor de 3500, la mayoría pequeños o medianos, y las más grandes son las lagunas y los lagos en la costa del Mar Negro, como Razim y Sinoe, o los lagos a lo largo de la orilla del Danubio (Oltina y Brates). Los lagos glaciares que se encuentran en los Cárpatos se formaron al final de la última Edad de Hielo, y son pequeños pero espectaculares, por lo que vale la pena visitarlos. Es el caso del Lago Zanoaga, el más profundo el país, el Bucura, el más grande -situados ambos en las montañas de Retezat-, o los lagos Balea, Capra, Caltun y Podragu, situados en los Cárpatos de Transilvania -conocidos como los Alpes de Transilvania-.

El Lago Rojo (Lake Red), el único lago volcánico de Rumanía, muy visitado por los turistas. Foto de valyt.El Lago Santa Ana, que se encuentra en el Macizo Ciomatu Mare, es es único lago volcánico de Rumanía y sus aguas proceden de la lluvia por lo que sus aguas son muy puras. Y el Lago Red, situado en el Macizo Hasmas, cerca de las Gargantas Bicaz, es único por su forma y por su paisaje.

Flora y Fauna

Rumanía es un país con una diversidad de flora y fauna increíble, debido al relieve variado y al clima. Posee más de 3700 especies de plantas y 33000 especies animales. Los bosques se componen sobre todo de robles, hayas, arces, tilos, olmos y fresnos, mientras que un 29% son coníferas.