Medias

Después de Sibiu, Medias es la segunda ciudad del departamento, uno de los que compone la región de Transilvania. La prosperidad industrial fruto de las bolsas de los yacimientos de  gas ha permitido un empuje económico en la ciudad.

Iglesia y monasterio franciscano de Medias
Iglesia y monasterio franciscano de Medias

Fundada sobre una ciudad romana, Medias, como muchas ciudades de Transilvania por colonos sajones, fue un centro comercial de cierta relevancia durante la Edad Media. Fruto de ello se fueron sucediendo arquitecturas que como capas han ido formando la fisonomía de sus edificios góticos, renacentistas, barrocos, neoclásicos y modernistas.

La conservación de gran parte de su recinto protector, con numerosas torres, bastiones y murallas de considerable altura, nos permiten imaginarnos la vida 500 años atrás.

Paseando por Medias no escapa a nuestra atención la antigua ciudadela gótica del XV-XVI, que mantiene parte de los muros y las torres que se alzaban en la puerta de entrada. Según recorremos las calles del centro observamos casi desde cualquier punto la torre de la iglesia fortificada de Santa Margarita (Sfânta Margareta),  con el reloj de torre que muestra las fases lunares. Se conocía como la torre de las “Trompetas” (1450), cuya altura de casi 75 metros se explica porque servía de alarma cuando se divisaban los enemigos en el horizonte. Defendiendo la iglesia hay varias torres, siendo la de los “sastres”, donde se dice que estuvo encerrado Vlad Tepes (Dracula) en 1467.

Las fachadas coloreadas de las casas del centro colorean la ciudad y nos ofrecen fotos de postal. Otros lugares para conocer son la casas museo del pensador germano Stephan Ludwig Roth House, la Mansión Schuller )1588), sede en su día de la dieta de Transilvania

Los vinos de Tirnava -el afluente del río Mures que pasa por Medias- son de gran calidad, siendo una de las zonas importantes de producción vinícola de Rumanía.

A 26 km de Medias está Biertan, una de las iglesias fortificadas patrimonio de la Unesco y una excursión muy recomendable para conocer el pasado sajón de la región de Transilvania. Otra de estas edificaciones es la iglesia de Mosna a apenas 10km, o la de Valea Viilor, localizada entre viñedos y que conserva muebles sajones del siglo XVI.

A 18 km se encuentra Bazna que además de una iglesia fortificada más, es conocida por la calidad de su agua mineral y sus lodos, lo que explica la presencia de un balneario (ya mencionado en 1302).