Brasov

Hermosa vista de la Plaza del Ayuntamiento de Brasov y de la Iglesia Negra, la más grande de estilo gótico de Rumanía. Foto Flickr de Travis Ferland.

Brasov es una de las ciudades más visitadas de Rumanía por la cantidad de lugares de interés histórico que posee y por sus bellos monumentos que van desde el estilo Gótico al Barroco y Renacentista. De hecho, ha sido escenario de muchas películas de época. Está situada en el centro del país, a 166 kilómetros de Bucarest y 264 de Cluj – Napoca, al sureste de la región de Transilvania, justo en el punto donde se unen los Montes Cárpatos y la Depresión de Brasov.

Gracias a esta situación geográfica, Brasov es considerada como un lugar ideal para realizar cualquier tipo de vacaciones, ya que está cerca de los monasterios de Moldavia del norte, los balnearios del Mar Negro y la región de Maramures, en el noroeste, con sus iglesias centenarias de madera. Cualquier época es buena para visitar Brasov, ya que si van de mayo a septiembre, las temperaturas son ideales, y de diciembre a febrero pueden disfrutar de las actividades invernales en la estación de esquí de Poiana Brasov ya que dispone de una infraestructura muy desarrollada.

Cómo llegar a Brasov

En razón de su situación geográfica central, Brasov constituye una de las ciudades más transitadas de Rumanía con conexiones a todas las ciudades del país. Aquí tienen las diferentes posibilidades:

En tren

La estación de Brasov es un importante punto del que salen y llegan trenes tanto a nivel nacional como internacional. Hay trenes diarios desde Bucarest y Budapest (vía Oradea) (o via Arad por el tren EuroNight). Sin embargo, hay que tener en cuenta que la red de ferrocarriles rumana es bastante antigua y lenta, aunque en dos horas y media estarán en Brasov desde Bucarest.

La ciudad de Brasov vista bajando en teleférico. Foto de Chodaboy.

En coche

La vía principal de acceso a Brasov es la E60, que conecta con Bucarest en el sur y Cluj – Napoca, Oradea y Budapest en el oeste. Por otra parte, la carretera E68 conecta Brasov con Arad, Timisoara y Sibiu; y la E574 lleva al norte, a la región de Moldavia, las iglesias de Moldavia y la ciudad de Iasi. Una buena forma de llegar a Brasov es alquilando un coche.

Por avión

Se prevé la apertura del Aeropuerto de Brasov, que en el futuro recibiría un millón de pasajeros al año. Pero el aeropuerto más cercano a Brasov es el de Bucarest (Otopeni International), que está a unos 150 kilómetros. Por lo que hay que tomar después un tren a la estación de Brasov (tarda unas dos horas y media), u optar por ir en coche, lo que les permitirá conocer un poco el país. Hay vuelos directos desde Madrid o con escala en otros países con otras compañías.

Dónde dormir en Brasov

La ciudad de Brasov es un centro turístico muy importante en Rumanía, puesto que muchos de los visitantes que vienen a visitarla, llegan atraídos por su importante patrimonio monumental y cultural y por su famosa estación de esquí de Poiana Brasov. Por eso, se puede decir que la ciudad posee un parque hotelero bastante desarrollado y a muy buen precio. En pleno centro se pueden encontrar con excelentes hoteles de 4 y 5 estrellas, muy cerca de la Plaza Sfatului (Piata Sfatului), de la Iglesia San Nicolás y de la Iglesia Negra, entre otros lugares de interés, por lo que podrá visitarlos sin tener que hacer grandes desplazamientos.

Para los que prefieren otras fórmulas distintas a la del hotel, tienen Bed and Breakfast de 3 estrellas también muy céntricos. Pero también hay albergues y apartamentos de diferentes niveles a muy buen precio y situados a pocos minutos de los monumentos más importantes.

Y los que eligen primero ir a visitar la estación de esquí de Poiana Brasov, existen múltiples hoteles en plena montaña, entre los que hay establecimientos de lujo. También hay pensiones y apartamentos de diferentes calidades: desde 3 a 5 estrellas.

Patrimonio y monumentos de Brasov

La concurrida Plaza del Ayuntamiento, con el edificio del antiguo ayuntamiento a la izquierda. Foto de Chodaboy.

En la antigua Plaza del Ayuntamiento (Piata Sfatului), constuída por los sajones, pueden admirar impresionantes edificios barrocos con fachadas ricamente decoradas; a ella se accede por la calle Republicii, una importante arteria peatonal llena de vida. Esta plaza es un lugar hermoso para sentarse en cualquier café o terraza a disfrutar del ambiente medieval y de las vistas a la torre del antiguo ayuntamiento (Casa Sfatului, de 1420), un destacado edificio de arquitectura sajona, que se encuentra en el centro de la plaza y que alberga el Museo de Historia Brasov.

La llamada Torre del Trompetista se utilizaba en la Edad Media como torre de vigilancia. En la plaza también se encuentra la Casa del Mercader, de estilo renacentista, convertido en restaurante; la hermosa catedral ortodoxa, con sus bellas arcadas, y el Museo de la memoria de la familia Mureseanu. Es en esta plaza donde tiene lugar el célebre festival de música que hay a finales del verano: el Festival del Ciervo de Oro. Por otra parte, decir que la mayor parte del centro de Brasov es peatonal, por lo que el ambiente es mucho más tranquilo y anima al visitante a pasear.

Uno de los monumentos más destacables es la Iglesia Negra (Biserica Neagra), que es la iglesia gótica más grande de Rumanía. Fue construida entre 1383 y 1477, y destruida en gran parte tras la primera invasión turca en 1421, y el nombre que tiene actualmente se debe a un incendio que tuvo lugar en 1689 que dejó ennegrecidas las paredes. El interior es de una gran belleza, con sus pórticos de estilo gótico y las galerías de estilo barroco; las estatuas, la pintura mural y los asientos del siglo XVII y primera mitad del XVIII.

Y también los tapices de Anatolia de los siglos XVII y XVIII, que constituyen una de las colecciones más ricas de Europa. Pero uno de los mayores atractivos de la Iglesia Negra es el inmenso órgano de 4000 tubos construido entre 1836 y 1839, que es uno de los órganos más grandes de Europa.  Si tienen oportunidad, no dejan de asistir a alguno de los conciertos de órgano que se celebran en la Iglesia Negra tres veces por semana durante el verano.

La famosa Iglesia Negra de Brasov, la iglesia gótica más grande de Rumanía. Flickr Chodaboy.

Fortificaciones de Brasov

Desde la llegada de los sajones en el siglo XII, la ciudad se vio varias veces atacadas por turcos y mongoles, por lo que los sajones tuvieron que construir fortificaciones en torno a la ciudad. La mayoría fueron construidas entre 1400 y 1650: las murallas, las puertas y las torres defensivas. Todavía hoy se puede observar parte de la muralla, de 40 metros de altura, aunque la mayoría fue derribada en el siglo XIX para que la ciudad pudiera expandirse.

De los siete baluartes, sólo han sobrevivido unos pocos, como el que está situado al noroeste de la ciudad vieja; en la calle Dupa Ziduri, las Torres Blanca y Negra del siglo XV y el Bastión de los Herreros, uno de los siete originales construidos por los gremios de la ciudad. Éste último es donde se encuentran actualmente los más de cien mil documentos antiguos y raros, incluyendo 80 valiosas cartas de los siglos XIV a XVI, entre las que se encuentra la carta más antigua escrita en rumano en 1521 por un comerciante.

La Puerta de Schei (Poarta Schei) era la entrada al barrio de Schei desde la ciudad amurallada; también se conocía bajo el nombre de Porta Valacce, ya que era la única entrada para los rumanos que vivían en Schei, a los que no se les permitía utilizar otras entradas. Sufrió daños graves por los incendios, por lo que la estructural que vemos actualmente, construida en 1827, sustituyó a la antigua. Parece un arco de triunfo con tres aberturas.

Entren al barrio de Schei  y suban la Strada Prundului hasta la Plaza Unirii, y visite la hermosa iglesia de San Nicolás, y después, den un paseo por las callejuelas empinadas, continúen hasta la zona sur donde se encuentran las Rocas de Salomón (Pietrele lui Solomon), un área de picnic muy popular.

La Puerta de Santa Catalina es uno de los bastiones mejor conservados de las fortificaciones de la ciudad de Brasov. Flickr cristi6pop

Al sureste de la muralla se encuentra la Puerta de Santa Catalina, la única puerta que ha sobrevivido de la época medieval. Fue realizada por el gremio de los sastres en 1559. Esta torre que recuerda a los cuentos de hadas, formaba parte de una estructura más grande que ya no existe actualmente (se puede ver una maqueta en el Museo del Bastión de los Tejedores). Encima de la entrada se puede ver un escudo de la ciudad: una corona sobre un tronco de árbol. Las cuatro torrecillas simbolizan, al igual que otras ciudadelas sajonas,  la autonomía judicial del ayuntamiento.

Muy cerca de ésta se encuentra el Bastión de los tejedores, en la calle George Cosbuc. Fue construido entre 1421 y 1436 y reconstruido a finales del siglo XVI. Es el mayor bastión medieval de Brasov y el mejor conservado. Actualmente, alberga un interesante museo que se puede visitar de camino a la Montaña de Tampa.

La Fortaleza de Brasov (Celate) está situada estratégicamente en una colina que domina la ciudad y las llanuras del norte, y forma parte del sistema de fortificación exterior de Brasov. La construcción original del año 1524 era de madera, pero fue reemplazada por una estructura de piedra en el siglo XVI. Y en el siglo XVII fue abandonada cuando las innovaciones tecnológicas hicieron los cañones más fuetes que el edificio. Actualmente es un restaurante.

Montaña de Tampa

Brasov se encuentra a los pies de la Montaña de Tampa (Tampa Muntele). Para ir hacia la cima, donde se construyó la fortaleza defensiva original, hay que pasar por el Bastión de los Tejedores, recorrer la parte sureste de las murallas y llegar a un callejón, el Aleea Tiberiu Brediceanu. El ascenso a lo alto de la Montaña Tampa dura alrededor de una hora; tienen que seguir los triángulos rojos de la estación del teleférico o los triángulos amarillos de Brediceanu Alley. Pero también pueden tomar el teleférico, que les ofrece además unas vistas hermosas de la ciudad vieja.

La ciudad de Brasov vista desde la Colina de Tampa. Se puede distinguir perfectamente la Plaza del Ayuntamiento, con la Casa Stafului en medio. Flickr iursu

Monumentos

Iglesia Ortodoxa de San Nicolás y Museo de la primera escuela rumana

Esta iglesia se encuentra en el barrio de Schei y es una auténtica obra maestra de la arquitectura. Construida en madera en 1392, fue sustituida por una estructura de piedra en 1495 y ampliada considerablemente en el siglo XVIII. En ella se mezclan los estilos bizantino, gótico y barroco, una de las razones de su belleza. Posee una torre alta en el centro y cuatro torres en las esquinas. Al igual que otras iglesias medievales, está rodeada por muros de protección con grandes puertas de madera. El recinto alberga un pequeño cementerio antiguo.

Al lado de la iglesia de San Nicolás se encuentran su biblioteca y archivo, y la que fue la primera escuela rumana. Esta última es hoy en día un museo, pero fue durante siglos uno de los principales centros de aprendizaje de los rumanos. El museo alberga más de 4000 libros raros, muchos de los cuales fueron impresos y copiados a mano aquí, ya que la escuela poseía una imprenta de 1556, que imprimió algunos de los primeros libros escritos en lengua rumana. En el museo se encuentra la biblia más antigua, impresa en piel de cabra.

Monasterio franciscano

Fue construido por los luteranos en 1725 sobre las ruinas de un antiguo edificio destruido por el fuego. Más tarde, se le dio a los monjes franciscanos. Alberga un órgano de 1729.

Catedral católica de San Pedro y San Pablo

Es uno de los edificios de estilo barroco más representativos de Brasov. Fue construida entre 1776 y 1881 donde antes había una antigua iglesia de los dominicos.

Catedral Ortodoxa de Rumanía

Está situada en la antigua Plaza del Ayuntamiento, frente a la Casa de la Ciudad vieja, y fue construida en 1896. Es de estilo bizantino y la decoración interior es de gran belleza, como lo muestran los impresionantes frescos.

La hermosa iglesia ortodoxa de San Nicolásde Brasov, que combina estilo gótico, bizantino y barroco. Flickr Chodaboy.

Iglesia de San Bartolomé

Es considerado como el monumento arquitectónico más antiguo de Brasov: fue construida en 1223 y es de estilo romano con algunos elementos góticos. Dentro de la iglesia hay un hermoso reloj de sol, que está en el lado sur de la torre, así como fragmentos de frescos muy bien conservados.

Museos

Museo de Arte

Es uno de los museos más interesantes de Brasov, tanto por el edificio en el que se encuentra, como por las obras que alberga que van desde el siglo XVIII hasta el XX: desde pintores anónimos de Transilvania del siglo XVIII hasta los artistas rumanos del siglo XX, como Theodor Pallady, Luchian Stefan o Nicolae Grigorescu. Y también obras de Brasov, uno de los artistas rumanos más influyentes, esculturas de Corneliu Medrea, Jalea Ion, Storck y Federico Paciurea Dimitrie. En la planta del sótano se encuentran piezas de cristal y porcelana europea, así como una gran colección de vasijas y estatuillas orientales de China, Persia y el Tíbet.

Museo de Historia de Brasov

Se encuentra en el edificio del viejo ayuntamiento y alberga colecciones que muestran la historia de Brasov desde la antigüedad hasta nuestros tiempos: herramientas del Paleolítico, cerámica pintada del Neolítico, herramientas de bronce e hierro. Y también muestra la historia de los gremios de Sajonia que dominó Brasov durante la época medieval.

Museo Etnográfico

Exhibe joyas de plata hechas a mano en Brasov en el siglo XVI, abrigos de piel y trajes populares, además de fotografías en blanco y negro que muestran quien los llevaba.

Museo del Memorial Muresenilor (entrada libre)

Es un museo situado en la Plaza del Ayuntamiento y consagrado a las donaciones de la familia Muresenilor: cartas, fotografías, periódicos, libros raros, pinturas, esculturas, muebles del siglo XIX, reliquias, etc. en total unos 25000 documentos, que constituyen el mayor archivo de la familia en Rumanía. La familia Muresenilor fue la fundadora y propietaria de un periódico político, la Gaceta de Transilvania, durante más de medio siglo, y mantuvo correspondencia con los políticos más importantes de Transilvania y otras regiones de Rumanía entre la segunda mitad del siglo XIX y principios del XX.

Museo del Bastión de los Tejedores

Ubicado en el interior del bastión, este pequeño museo exhibe documentos de la Edad Media, fotografías de todos los bastiones de Brasov, armaduras, armas turcas decoradas con inscripciones en árabe, banderas del gremio, piezas de un acueducto, libros raros…Y la impresionante maqueta de Brasov hecho en 1896 para la Exposición del Milenio en Budapest.

Estación de esquí de Poiana, cerca de la ciudad de Brasov, una de las más conocidas de Rumanía.

Lugares de interés en los alrededores de Brasov

En torno a la ciudad de Brasov se encuentran las imponentes montañas, bosque, campos y pueblos con iglesias fortificadas. Recuerden que Brasov es, sobre todo, un centro importante de deportes de invierno: allí encontramos las mejores estaciones de esquí de Rumanía, como la estación de esquí de Poiana. Pero también forma parte de la llamada ruta del Conde Drácula. A unos cuantos kilómetros se encuentra el llamado Castillo de Drácula, en Bran, que atrae a cientos de visitantes todos los años.

Iglesia fortificada de Harman

La Iglesia fortificada de Harman es digna de visita. Se encuentra a 7,2 kilómetros al sur de Brasov, en el corazón de Harman. La iglesia fue construida en el siglo XIII y estaba rodeada de fuertes murallas, baluartes y torres. En el interior se encuentra el coro, de forma cuadrada, con una bóveda semejante a una cruz; dos capillas de estilo cisterciense, la del sur ha preservado su forma original, mientras que la del norte fue reconstruida en el siglo XV. Las bóvedas exteriores de la capilla están esculpidas en piedra.

Iglesia fortificada de Prejmer

La Iglesia fortificada de Prejmer está a 17 kilómetros de Brasov, y la estación de tren más cercana está en Prejmer, aunque puede llegar en coche, si está haciendo una excursión por la zona. Es la mayor iglesia fortificada de Europa, y ha sido clasificada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Actividades y tours en Brasov

Dónde comer en Brasov

Brasov es una ciudad llena de restaurantes que se encuentran diseminados por toda la ciudad, y, sobre todo, por el centro. Se pueden encontrar restaurantes con todo tipo de cocina: desde restaurantes de gastronomía típicamente rumana, pasando por restaurantes de comida del este, hasta restaurantes con una cocina más internacional, como es el caso de los restaurantes italianos o chinos. Pero también encontramos restaurantes con cocina de otros países del mundo: francesa, serbia, libanesa.

Este apetitoso guiso de pollo llamado Paprikas es una de las especialidades de la región. Lleva una salsa hecha con tomate deliciosa.

Gastronomía en Brasov

En cuanto a la gastronomía de Brasov es realmente deliciosa. Como en la mayoría de las regiones, uno de los platos favoritos es la carne acompañada de verduras de temporada. Encontramos especialidades de la región de Transilvania, como el típico guiso de carne de cerdo, o el guiso de ternera o de pollo con cebollas fritas a la crema o con tomate, una delicia que se llama Papricas. Otros platos propios de la ragión son: el caldo de Transilvania, el guiso haiduc (a base de col y nabos rellenos de carne, arroz y pimienta) o la conocida col a la cluj. No dejen de degustar alguno de los quesos típicos de la región, como el queso empanado, que hace furor entre los turistas.

Festivales en Brasov

Festival de la Juni (abril)
Festival de música internacional El Ciervo de Oro (agosto)
Festival de la cerveza (septiembre)
Festival internacional de música de cámara (septiembre)
Festival internacional de ópera (septiembre)
Festival anual internacional de jazz (noviembre)
Festival contemporáneo de teatro (noviembre)

La Rumanía ofrece servicios de alquiler de coche y reserva de alojamientos en hoteles en Brasov.

Mapa plano y callejero de Brasov