Bucovina y sus monasterios

La región de Bucovina es la más septentrional de Rumanía, haciendo frontera con Maramures al oeste, el río Prut y Ucrania al norte, los montes Cárpatos, Transilvania y la región rumana de Moldavia (no confundir con el país homónimo) al sur, y Moldavia al este.

Las ciudades más importantes son Bacau, Botosani, Galati, Iasi, Piatra Neamt, Radauti, Suceava, pero lo que verdaderamente mueve el turismo que llega a Bucovina es la ruta por los monasterios medievales pintados, joyas del arte debido a sus frescos que decoran tanto el interior como el exterior de los templos. Reconocidos como patrimonio Unesco de la Humanidad, representan uno de los mayores atractivos de toda Rumanía.

mapa_monasterios_bucovinaMonasterios de Bucovina

Viendo tanto arte concentrado en tan poco espacio, nos puede resultar extraño como se ha conseguido preservar los frescos pintados en los siglos XV y XVI.

El más destacado de los monasterios, -su sobrenombre de “Capilla Sixtina del Este” quizá es más que representativo de ello- es el Monasterio de Voronet, que data de 1428 y atribuido al reinado de Stefan el Grande. La escena que resume la belleza de Voronet es el “Juicio Final”, que es común en todos los monasterios pintados, pero que aquí alcanza el título de obra maestra. El azul logrado en la pintura es tan especial que incluso se le conoce en el mundo del arte como el “azul de Voronet”, y cuya consecución es aún un misterio.

Otros de los monasterios más relevantes son el de Humor, donde predominan las tonalidades rojas, y los no muy lejanos de  Arbore, Dragomirna, Moldovita y Putna.

Naturaleza

Bucovina posee un relieve montañoso con grandes contrastes que alberga espacios naturales que merece visitar. Uno de ellos son las gargantas de Bicaz, uno de los desfiladeros más grandiosos de Europa, y que permite una ruta a través de la carretera que como un cuchillo discurre entre las regiones de Bucovina y Transilvania. Si la recorremos hacia el sur iremos ascendiendo hasta llegar a un paraje no menos destacado, el Lacu Rosso (Lago Rojo). Este lago ahora convertido en zona de esparcimiento, con áreas de reposo y barcas para alquilar, es conocido por los troncos muertos que sobresalen del agua.

El tiempo de la región de Bucovina es de grandes oscilaciones entre el calor de los veranos y el frío de los inviernos cuando la nieve puebla los campos.

Como llegar a Bucovina

En la región existen tres aeropuertos importantes, el de Suceava, Iasi y el de Bacau. Este último tiene vuelos internacionales con Italia, Francia, Reino Unido, Bélgica, …y vuelos nacionales con Bucarest , Iasi, Arad, Constanta, Craiova, Sibiu, Timisoara.

En tren podemos llegar desde Bucarest, con trayectos que se dirigen a las estaciones más importantes en Iasi, Suceava, y Gura Humorului. Conviene consultar las conexiones en la web oficial de trenes de Rumanía:  www.cfrcalatori.ro (salidas desde  Bucarest Norte)

Carreteras – En coche por Bucovina

Si alquilamos coche nos podemos mover sin problemas por la zona, siendo muy útil si queremos ver de forma ágil los monasterios que están más a desmano del transporte público.